Tratamiento con toxina botulínica tipo A

¿Qué es la toxina botulínica tipo A y cómo funciona?
La toxina botulínica es una bacteria grampositiva que bloquea y paraliza el músculo a nivel de la unión neuromuscular. A la hora de realizar la inyección, la dosificación tiene importancia vital, ya que la dosis demasiado baja producirá la relajación del músculo y demasiado alta – su parálisis.
El efecto dura de 4 a 6 meses.
¿Qué efectos podemos conseguir con la inyección de la toxina botulínica tipo A?

  • Reducir la actividad excesiva de los músculos de expresión facial
  • Prevenir la aparición de nuevas arrugas y alisar las arrugas existentes
  • Puede usarse para tratar algunas enfermedades

¿Qué consecuencias pueden tener la aplicación incorrecta del tratamiento y la falta de profesionalidad del
médico?

  • Cejas asimétricas
  • Cefaleas
  • Hematomas de tamaño considerable alrededor de los ojos
  • Ptosis de párpado, ceja (de un lado de la cara o de ambos lados)
  • Hinchazón de párpado
  • Sequedad de ojos

Está claro que las consecuencias pueden ser nada agradables, por ello hay que ser muy exigente a la hora de
elegir al médico que realizará el tratamiento. Un especialista cualificado evitará estos efectos no deseados
eligiendo la dosis y tipo del producto acertados, marcando las zonas de aplicación debidamente y usando
productos y herramientas de alta calidad.